Así deberías empezar a cuidar tu piel

Salud

Así deberías empezar a cuidar tu piel

El órgano más grande de nuestro cuerpo, es a menudo el último en el que pensamos cuando hablamos de un estilo de vida saludable. La buena noticias es que si estás acá, este artículo será tu guía para comenzar a cuidar la piel.

 El cuidado de la piel es, en realidad, importantísimo para el cuidado de la salud en general, ya que el cuerpo humano es un gran sistema y todo está conectado. Así que lo que hagas con tu piel, podrá afectarlo positiva o negativamente.

Para comenzar a cuidar tu piel, debes conocer estos cuatro conceptos básicos:

  1. Limpieza: al ser el órgano más expuesto al exterior, la piel necesitará más atención en su higiene, ya que es la puerta de entrada de bacterias que podrían ocasionarte problemas de salud. Por eso, una buena higiene, no es solo cuestión de estética también es el punto de partida para un estilo de vida saludable.
    ¿Cómo hacerlo? Elige un jabón adecuado para tu tipo de piel y planea una rutina de limpieza en la mañana y en la noche. ¡Cuidado! Tampoco te excedas en este cuidado, todo en su justa medida.
  2. Protección: si bien el jabón te protege contra bacterias, tu piel necesitará diferentes tipos de protección contra otros factores como los rayos UV del sol, un tipo de radiación que pueden no solo quemar tu piel, sino traer otros efectos y enfermedades a largo plazo, como el cáncer de piel. ¿Cómo hacerlo? Usa bloqueador solar diariamente, incluso en momentos de corta exposición al sol o días nublados. Recuerda: los rayos UV están ahí, incluso cuando no puedas ver el sol. Elige tu bloqueador solar según su factor de protección (que dependerá de tu rutina diaria) y de tu tipo de piel.
  3. Hidratación: el contacto con el ambiente, bien sea frío o caliente, hará que tu piel pierda hidratación y se afecte su elasticidad y firmeza. ¿Cómo hacerlo? Es importante hidratar la piel tanto interna como externamente. Lo primero puedes lograrlo con una alimentación balanceada y bebiendo abundante agua; lo segundo, usando cremas hidratantes que además la harán lucir más suave y tersa.
  4. Regeneración: como un proceso normal, la piel perderá células que luego reemplazará. Para que esto suceda, tu piel debe prepararse para la regeneración, permitiendo que las nuevas células que pasarán a conformar tu tejido de piel, sean sanas y mantengan las mismas o mejores condiciones que las anteriores.
    ¿Cómo hacerlo? Los tratamientos de queratina y colágeno serán tu mejor opción para que tu cuerpo produzca células más sanas que te ayuden a tener una piel cada vez mejor, reduciendo el efecto del paso del tiempo y de los factores externos.

Ahora que lo sabes, seguramente cambiarás tus hábitos de cuidado de la piel. Ven a Santafé Medellín y encuentra tiendas especializadas, con asesores que te ayudarán a elegir el producto indicado para limpiar, proteger, hidratar y regenerar tu piel según su tipo y su estado.

Deja un comentario

¡Queremos saber qué piensas, déjanos saber!

Acepta términos y condiciones